top of page

Marchamos por una salida popular a la crisis

Centro de Pensamiento y Teoría Praxis


Marchamos por recuperar lo que el gran capital, con el favor de la corruptela política, le ha arrebatado al pueblo durante décadas: el fruto de su trabajo, su bienestar, la dignidad y el futuro.

Una vez más queremos manifestar que estamos hartos de la profunda e inaguantable crisis que golpea al proletariado y al resto de sectores populares, por eso regresamos a las calles para renovar la forja colectiva de una salida popular a la crisis. Esta salida se apoya en las propuestas por una economía social sustentada en una red de empresas públicas de carácter social, gestionadas en forma decisoria desde las y los trabajadores y por un plan estratégico orientado a superar el terrible peso del desempleo, la precarización, la marginación y la pobreza.


Continuamos exigiendo un fondo pensional público capaz de garantizar pensiones a todos las y los jubilados, que recupere los más 350 billones de pesos rapados por el gran capital privado, de los cuales mantiene 156 billones en el extranjero, mientras al país se le arrodilla frente a los inversionistas externos y la desinversión acrecienta la precarización laboral, mecanismo por el que bajan los salarios y se enriquece la gran burguesía.


Marchamos por un sistema de salud público unificado, teniendo en cuenta que desde el FOSYGA ya es posible coordinar los procesos mediante los cuales se dirige el trabajo que realizan las y los proletarios en los diferentes centros de atención -públicos y privados- para con ello garantizar atención médica adecuada, pertinente y de calidad, eliminando la intermediación especulativa y la corrupción.



Planteamos el control social de los recursos a través de la creación de una sola empresa pública nacional minero-energética que, a partir de Ecopetrol, coordine las estrategias en la necesaria transición social y ambiental, permitiendo que el aprovechamiento y transformación de los recursos minerales del subsuelo se utilicen sobre la base de planes estratégicos de sustentabilidad, y permitan realmente el acceso y beneficio a todas las familias del país.


Continuamos reclamando la conformación de una empresa pública de plataforma y de un sistema nacional de comedores populares que recuperen la tierra productiva del país, implementen una reforma agraria integral y popular y a la vez transformen la estructura del sector agropecuario, condición necesaria para garantizar el acceso a la alimentación a todos los habitantes del país.


No da más espera la conformación de un grupo de empresas públicas nacionales y territoriales que permitan construir y proveer las infraestructuras en vías, trenes, transportes, servicios domiciliarios, vivienda y urbanismo, porque sólo de esa manera se interconectará al país, se transformarán las ciudades y se garantizará su acceso real a los trabajadores del campo y la ciudad.


También marchamos por un sistema nacional de educación público y gratuito estrechamente vinculado a la generación de conocimientos científicos, para que puestos al servicio de la transformación sustantiva del país aporten en la salida popular a la crisis.


Avanzamos con decisión para juntar las capacidades de las y los trabajadores con los medios productivos, el conocimiento y las formas de la democracia permanente, asamblearia, popular, participativa y decisoria, porque con ello se posibilita que cada uno pueda realizarse al compartir su esfuerzo productivo con el resto de la sociedad, creando así estímulos reales para entre todos acabar con el desempleo, la informalidad, la precariedad, la injusticia social y todas sus horribles violencias.


En síntesis, protestamos porque las reformas promovidas por el actual gobierno no pueden reducirse al paralizante juego político partidario, pues son transformaciones exigidas e impulsadas durante décadas mediante la movilización popular por parte de las organizaciones populares y los movimientos sociales, de ahí que resulten timoratas y apenas rasguñen el poder del gran capital, por eso continuamos construyendo, desde las calles y en las protestas, los escenarios y las fuerzas para que en una gran Asamblea Nacional Popular decidamos conjuntamente todas las estrategias y programas de transformación que requerimos a 2040.

186 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page